martes, 27 de octubre de 2009

Manos.

Con las manos hablamos antes de que pronunciemos una palabra. En la cuna, las manos se adelantan a nuestros primeros sonidos. Las manos lo trasmiten todo...... muchos significados, amor, ternura, dulzura, suavidad......

Cuando palpamos con las manos, estamos tocando con el centro de nuestro corazón. Asimos con toda nuestra fuerza. Acariciamos el futuro de nuestra vida, porque con las manos movemos el mundo, que según dicen, hemos construido con ellas.

Al entrelazar unas manos entre las nuestras, estamos tratando de transmitir la fuerza y la protección que una persona es capaz de dar, poniendo la ternura y corazón en ello. Acariciar con las manos otras manos, desde lo profundo de nuestro ser, es el mayor, más bello e íntimo gesto de amor, que podemos dedicar a otro ser.

Sólo una cosa se puede comparar con las manos, la mirada, los ojos, pero cuando faltan éstos, nos podemos servir de ellas para poder ver. La diferencia entre una y otra, es que esa mirada no llega más allá de lo que nos alcanzan las manos.














Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor