Mi Pueblo

Espero que al recibir esta carta, te encuentres tan bien como cuando te vi en mi última visita. Recuerdo que fue el día de Reyes, víspera de mi cumpleaños de este año. Hacia mucho frío, muchísimo, pero estabas resplandeciente, iluminado con la luz fría del sol de Enero.

Últimamente, no te he visitado mucho, por lo que te pido perdón, pero ya sabes, las obligaciones, cosas que hacer, la vida en pueblos más grandes,.... Bueno ya sé que estás pensando que son excusas que ponemos todos los que tardamos demasiado en volver.

Muchas veces, mis abuelos y mis padres, me han contado la vida de ahí. La alegría que había cuando eran jóvenes, las formas de divertirse tan diferentes a las actuales, sin tantas comodidades. ¡Cuanto me gustaba escuchar las aventuras que me contaban!, de las correrías por tus calles o por tus campos y riberas, que también los tienes.

Ahora, los tiempos han cambiado, ellos ya no están, nos dejaron, y los recuerdos, se van olvidando, y casi tenemos que hacer un esfuerzo para volverte a ver. Da rabia reconocerlo pero es así.

Bueno, no todo van a ser tristezas, el motivo de mi carta es anunciarte, que el próximo fin de semana, te haré una visita. Espero que sea larga, para volver a disfrutar de tus paseos, de tu tranquilidad, de tu soledad, de tu......... Bueno nos vemos, siempre digo lo mismo.

Pd. Hablar con cosas que no te van a responder, no es síntoma de locura, si no de cordura, pues nunca te discuten tu opinión.






















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor