martes, 27 de julio de 2010

Realidad... Roja

Sentado en el borde de la cama, pensaba en el sueño que acaba de tener. Un sueño que se había repetido en muchas ocasiones. La gente iba hacia el centro, hacia la fuente del ayuntamiento. Hacia calor, mucho calor. Todos iban de rojo y llevando banderas en la mano, cintas en la cabeza, pelos teñidos o pelucas, muñequeras, o cualquier otra cosa que les identificara con los colores de la selección. Los objetos que hacían ruido, estaban por todos los sitios, el estruendo que provocaban era infernal, la alegría era total.

Pensé en lo real que había resultado el sueño; en los restos de la fiesta que habían quedado en la plaza; en las explosiones de júbilo; en lo divertido que había sido; en los abrazos de la gente, en muchos casos, incluso sin conocerse; en la pintura descolorida por las lágrimas de las caras, lágrimas de emoción, de alegría.

Bueno, era hora de bajar de las nubes, de volver a la vida terrenal. Miré el reloj, se hacía tarde. Deprisa y corriendo me duché, desayuné, y salí de casa a toda prisa. Como todos los días, parada en el quiosco de prensa, había más gente de lo habitual, cogí el periódico, lo abrí y en letras grandes de molde leí.... HOLANDA 0, ESPAÑA 1, CAMPEONES DEL MUNDO, la sonrisa que dibujé fue grandísima.

"Los sueños de uno, son sólo sueños, si los sueños son de todos, lo llamamos realidad"
(John Lennon)
















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor