sábado, 22 de octubre de 2011

Mas riberas. Rio Ebro

El sol arriba se embebía en las copas de los árboles, trasluciendo el follaje multiverde. Guiñaba de ultrametálicos destellos en las rendijas de las hojas y hería diagonalmente el ámbito del soto, en saetas de polvo encendido, que tocaban el suelo y entrelucían en la sombra, como escamas de luz.
















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor