Irati en otoño

Iratí, La Selva de Iratí, es uno de esos lugares en los que no importaría perderse, y al terminar el día, cuando regresas, piensas… ¿ por que no me perdí, por lo menos unos días o unas horas para poder disfrutar de sus silencios, de sus luces escondidas entre los árboles, y sobre todo de sus colores?.

El mejor momento para hacerlo, seria la temporada en la que las hojas de sus árboles, son de un color rojizo salpicado de amarillo, con un toque del siempre presente verde. Es difícil de expresar con palabras lo que los ojos ven. Allí en la Selva todo es melancolía. Es otoño.

El otoño en La Selva de Iratí, es a la vez que en el resto del valle, pero se ve de una forma diferente. Su encanto, hace que nadie quiera salir de este mundo de color.











Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor