Corazón de Lisboa anónima

Comenzaremos el recorrido por Lisboa, por su corazón, por su centro, por su color diverso. Nos muestra su gente anónima, sus calles, sus rincones, que no aparecen en los catálogos de viajes. Esto nos hace sentir la ciudad. Las fachadas pintadas con anuncios de próximos espectáculos, interiores de los tranvías y metro en que las personas se comunican con su silencio. Los turistas no respetan y gritan. Los lisboetas sin nombre continúan callados, indiferentes.





















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor