Bárdenas

Cuando todo el mundo piensa en Navarra se imagina un lugar verde, montañoso y fresco donde existe una gastronomía deliciosa y por lo tanto resulta un buen destino para una escapada de fin de semana.

Pero Navarra también guarda sorpresas. Y lo bueno de las sorpresas es que sean inesperadas. Es cierto que existe todo ese verdor y esa frescura pero hay un lugar secreto o todavía muy desconocido que encandila y no deja indiferente a nadie. Un lugar árido y seco que nada se ajusta con la imagen que tenemos de Navarra si no la hemos visitado.

En el sur hay un parque natural llamado Bardenas Reales de gran belleza. Es un desierto donde el agua escasea al igual que la sombra. Sus montañas de formas caprichosas moldeadas por la erosión protagonizan un paisaje de paz, silencio y luz.

Desde caminar por la extensa llanura hasta subir uno de sus cabezos para admirar su gran extensión al borde de los riscos mas impresionantes que se pueden recordar. Bardenas es un lugar salpicado de historias de ovnis, bandoleros, reyes y princesas custodiado hoy en día por una cuestionada base militar.











Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor