sábado, 14 de julio de 2012

Uncastillo (Zaragoza)

Uncastillo, que junto a Ejea de los Caballeros, Sádaba, Tauste y Sos del Rey Católico forma las cinco villas medievales que dan nombre a la comarca, no ha cambiado mucho a lo largo de los siglos. Tanto es así, que parece que el pueblo estuviera atrapado en el tiempo. 

Más de mil años contados por piedras llenas de historia, seis iglesias en su mayoría románicas, una Torre del Homenaje -también románica- dominando al caserío convertida en interesantísimo museo, un altivo palacio gótico en ruinas, callecitas tortuosas a donde asoman palacios y casonas señoriales con los portales de piedra pintados de blanco, y una recogida plaza, en donde la tarde que estuve de visita fui testigo, entre tracas y una estridente grabación de balidos y mugidos hecha por amigos, de la pintoresca boda de un pastor de la comarca.

Según el último censo, Uncastillo tiene 883 habitantes; pocos, aunque parecen menos, especialmente cuando cae la tarde y todo el mundo se guarda puertas adentro. Entonces la luz amarillenta de sus farolas, sus pasadizos oscuros, el eco de un ‘Buenas noches’ de algún vecino retrasado, hacen pensar que este lugar no existe y más bien es un cuento.















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor