Salamanca. Pequeño apunte

El ambiente que tiene Salamanca, es de las cosas que te hacen pensar que algo te has dejado de hacer cuando lo deberías haber hecho. Juvenil y a la vez vieja hacen el contraste que completa a una ciudad grande en su actividad. Grandes personajes anduvieron sus calles, descansaron en sus bancos de piedra, y por supuesto estudiaron en sus aulas.

Es la segunda vez que estoy en Salamanca y la segunda serie que publico de esta ciudad, y todavía no estoy satisfecho del trabajo desarrollado. Es una de esas ciudades que siempre se te queda algo en el tintero o en la mirilla de la cámara. En la primera ocasión me dije que volvería y en esta segunda he pensado lo mismo. Quedan muchos pequeños apuntes que realizar.















Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor