jueves, 24 de noviembre de 2016

Paseo

Una tarde, una mañana, un ratico es suficiente para reflejar en la cámara las cosa que tienes metidas en la cabeza. Utilizando el angular, experimentando cosas que no había hecho antes y con ganas de volver a repetir. Alimentas el archivo de imágenes que te servirán para una próxima ocasión.

Ver serie en Flick












Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor