lunes, 28 de noviembre de 2016

Sendero de hojas muertas

Con el paso del tiempo y al caminar sobre las hojas muertas, los zapatos se empapan de la aguada residente. El colchón sobre el que pisas se hunda con el peso del cuerpo. La cámara se llena de los colores ocres, amarillos y rojos que te rodean. El reloj corre, y los colores parecen que se mueven, que se esconden con el paso de los minutos, no se puede perder el tiempo, es lo único que en este lugar no se puede dejar pasar. 

Ver la serie en Flick











Pulsa en las imágenes para verlas a un tamaño mayor