21 de marzo, 2010 · Viajes · Comentar ·

Galicia

Las imágenes que nos vamos a llevar en nuestra retina, de los hórreos, de las rías, del mar, de sus ciudades con un sabor típico de su clima oceánico, nos dejan con el deseo de retornar a este TRADICIONAL paraíso verde. Es Galicia

Allí, las gaviotas vuelan, pero apenas se alejan de la costa, de su hogar, de su refugio. Aprendiendo a vivir y viviendo, van y vienen, juegan, se divierten, disfrutan del momento, ajenas a lo que les puede venir.

Sus PAISAJES, en los días claros, sin nubes, se reflejan sobre el espejo de las rías, produciendo un destello multicolor, imposible de verse en ningún otro sitio. Hay que ir, y verlo, para saber que es irrepetible. El paisaje urbano, tiene su importancia y su belleza, pero el rural, es silencioso, y tranquilo, lleno de detalles. La paz se dice que es el único habitante de ese lugar. Es Galicia.

Hay una región en España, en la que la LUZ tiene un fulgor, una luminosidad, un brillo, una claridad hermosa, distinta de otros lugares que conozco. Los amaneceres son intensos, de color naranja. Despertares llenos de vida. Una luz, que como una enredadera se te abraza, te calienta, y te da fuerza para afrontar un nuevo día. Es Galicia.
 
Sus MONUMENTOS, grandiosos también, pudieran estar en cualquiera de las cunas del arte, pero han elegido estar enclavadas en este maravilloso entorno, en Galicia, para que todos podamos disfrutar de su belleza. Las piedras que se utilizaron para construirlos, con el paso del tiempo y las constantes precipitaciones, han sufrido una erosión, que hace que su aspecto sea de un color grisáceo, casi negro, tan gallego.

(Para ver las series completas en flick, hacer click en los resaltes en rojo)
14253980605_d1ca4f37fe_k
14251064011_5014196d15_k
14231493466_3a99a74cae_k (1)
14067873429_af3e8c2356_k

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
2 + 7 =
Ver anterior | reciente

Últimas entradas